martes, 29 de diciembre de 2015

Origen de la Navidad

Saludos a todos, en este post  hablaremos de una de las fiestas más celebradas en todo el mundo, la NAVIDAD, que como todos saben se celebra  el 25 de Diciembre de cada año, recordando el nacimiento de Jesucristo.

Ahora la pregunta inicial es: Realmente Jesucristo nació el 25 de Diciembre?

Respuesta: No.

La respuesta que dimos se debe a que primero, no se tiene registro alguno de la verdadera fecha del nacimiento de Jesús, ni en documentos históricos, ni en los evangelios que conforman la Biblia, por tal razón es difícil establecer la fecha exacta del nacimiento de Jesucristo hasta el día de hoy. Segundo, que la fecha del 25 de diciembre tiene su origen en las costumbres netamente paganas que se celebraban en el imperio romano y nada que ver con el cristianismo católico que se iba desarrollando en aquellas épocas y mucho peor con la verdadera fecha del nacimiento de Jesús.

Entonces, porque celebramos el nacimiento de Jesús el 25 de diciembre?

Bueno, responderemos esta pregunta sin antes mostrar y explicar de dónde vienen estas costumbres paganas romanas y de que trataban, y cuál era el contexto que existía en esos tiempos  dentro del cual se adoptó al 25 de diciembre como la navidad.

Figura 1. Dios Navután.
Según varias fuentes de información, destacando al  investigador Lic. Pablo Santa Cruz de la Vega (Autor de varios libros de tinte Hiperbóreo), y también a Pepe Rodríguez (Autor del libro “Mentiras fundamentales de la Iglesia Católica”), además de distintos sitios web,  empezamos señalando según los mitos y leyendas de los pueblos y civilizaciones más antiguas como la famosa sumeria y la gran civilización de la Atlántida, que estos tenían y veneraban a un dios, llamado Navután (Conocido por pueblos posteriores también con el nombre de Wotán u Odín), estos pueblos tenían veneración por este dios, porque él, mediante un sacrificio descubrió el secreto de la inmortalidad y se los dio a conocer a los hombres para que recuerden su origen divino espiritual, (Dentro de la Sabiduría Hiperbórea, Navután, el el gran AS, es quien se auto crucifico en el árbol del terror para descubrir el secreto de la inmortalidad, se mantuvo así por nueve noches y cuando estaba por morir, su esposa Frya mediante una danza le revela el secreto de la inmortalidad, Navután resucita, para luego enseñar este gran conocimiento obtenido a los hombres Arios, o sea a los hombres de pureza espiritual).

Figura 2. Rey Nimrod.
Ahora, pasado la destrucción de la Atlántida, el legado del dios Navután permaneció y se difundía por los nuevos pueblos y civilizaciones que se iban formando tras la catástrofe, la gesta que realizó este dios inspiro a que surjan héroes, hombres valientes, dentro de los cuales se destaca la historia de un rey muy antiguo, proveniente del Cáucaso, reinó en la región de Sinar, tierra sumeria, este rey fue Nimrod, al que se le atribuye la construcción de la famosa torre de Babel, realizo una de las hazañas más recordadas por muchos pueblos y civilizaciones como los asiros babilónicos que lo llamaban Marduk, los etruscos lo denominaban Maris, dios de la guerra y a través de estos últimos, la leyenda de Nimrod llego a Roma donde lo llamaban Marte, que también fué su dios de la guerra. Si nos fijamos, estos pueblos recordaban a Nimrod  no como humano sino como a un dios y esto era porque él había caído en una lucha cuerpo a cuerpo contra un dios al que por cierto dio muerte. 

Todas estas civilizaciones tenían una celebración en honor a este dios de la guerra Nimrod, incluyendo los romanos, que lo celebraban en la fiesta que se hacía cada 25 de diciembre en honor al dios Mitra. (Notar que el imperio Romano se vio influenciado y heredo de los pueblos del Oriente inmediato las fiestas de Saturno-Saturnalias, la religión de Mitra y el culto solar de los pueblos Nórdicos). Esta celebración a Mitra fue adoptada por los romanos en la travesía que las tropas del Cónsul  Pompeyo realizaron a oriente, para conquistar a los persas en el siglo I A.C. en ese lugar ocurrió que reconocieron en Mitra (Dios Persa) a su propio dios Marte, e importaron la fiesta que hacían los orientales al dios Mitra, en honor al dios romano de la guerra Marte, que era Nimrod pero con ese denominativo.

Pero quien inicio esta fiesta dedicada a Nimrod?

Cuenta la historia de los pueblos antiguos que fue instaurada por la misma esposa de del rey Nimrod que fue Semiramis, esta fiesta consistía en plantar un manzano joven, un árbol sagrado, al cual lo adornaban con cerezas, en conmemoración de su esposo el rey Nimrod en el día de su nacimiento en la fecha del 25 de diciembre. Se realiza este acto porque se cuenta que Semiramis vio que de un árbol muerto había florecido una rama verde, es decir un retoño, y afirmó que esto representa la reencarnación de Nimrod en la persona de Tamuz que era su hijo, esto repercutió para que en lo posterior se produjera la adoración de la madre y el niño además de la adoración del árbol sagrado. (De ahí la relación que hay entre el árbol y la navidad).
Figura 3. Semiramis con su hijo Tamuz.

Como celebraban los romanos estas fiestas?

Figura 4. Dios Mitra.
Pues muy parecido a la forma en que se celebra hoy la navidad. Se podría decir que todo inicia cuando los romanos celebran las fiestas de las Saturnalias del 17 al 23 de Diciembre, que era un tiempo de algarabía e intercambio de regalos, diversiones y banquetes bulliciosos; para pasar luego al 24 y 25 que se dedicaba a Mitra, al cual lo asemejaban con su dios de la guerra Marte o Nimrod, el cual moría el 24 y el 25 resucitaba como el sol victorioso o invencible denominado “Natalis Solis Invicti” y para festejar adornaban las puertas de sus viviendas con coronas alegóricas al árbol, hojas verdes y frutos rojos.

Ahora sí, una vez aclarado como y porque se celebraban las fiestas paganas, volvemos a la pregunta:

Porque celebramos el nacimiento de Jesús el 25 de diciembre?

Empezamos diciendo que una vez que la religión cristiana se legalizó por todo el imperio romano gracias al Emperador Constantino en el Edicto de Milán del año 313 D.C.,  las fiestas paganas aún se seguían celebrando por parte de los romanos, incluso el mismo Emperador Constantino aun celebraba estas fiestas y ordeno sacrificios en honor del Sol, acuño monedas con la frase “Soli Invicto Comiti Angusti Nostri”, e impuso que sus ejércitos recitaran cada domingo, que era el día del sol.

Ya en el año 350 D.C, cuando era Emperador Constancio II, el segundo hijo de Constantino, el Papa Julio I realiza una petición, sugiere que el nacimiento de Jesús (De  fecha desconocida) se celebrase el 25 de Diciembre, el mismo día que los romanos celebraban el nacimiento de Mitra, o sol invicto, esto con el fin de que los romanos pudieran convertirse al cristianismo sin abandonar sus festividades paganas.

Finalmente cuatro años mas tarde en el 354 D.C. el Papa Liberio decreto oficialmente que el nacimiento de Jesús se celebrara el 25 de Diciembre en respuesta a la petición del Papa Julio I y también por la influencia de San Crisóstomo y San Gregorio Nacianzeno. Desde ese momento Nace la fiesta de la Navidad, la cual es celebrada hasta nuestros días.
Figura 5. Papa Liberio.
Figura 6. Diosa Isis y Horus.
Otro de los motivos por lo que la iglesia Católica eligió el 25 de diciembre como día del nacimiento de Jesús aparte de querer convertir a los romanos al cristianismo, era de usarla como estrategia en su proceso de expansión, en el que sistemáticamente busco absorber y fusionar sus celebraciones con los ritos paganos de no solo Roma, sino de los diversos pueblos convertidos, como por ejemplo los egipcios, que tenían una celebración en honor a su dios Horus, que fue concebido milagrosamente por la diosa Isis, cuando su esposo Osiris ya había muerto, su parto era anunciado, desde hacía milenios por la elevación en el horizonte de una estrella, (Historia muy parecida a la relato actual del nacimiento de Jesús); esta fiesta la celebraban en el Solsticio de Invierno (Últimos días de Diciembre), para lo cual lo que hacían era sacar su imagen en forma de niño recién nacido del santuario para ser expuesta a la adoración publica de las masas, esta imagen de niño recién nacido tenía un dedo en la boca, el disco solar sobre su cabeza y un cabello dorado, también era adorado por los griegos.

En conclusión, afirmamos que la fiesta de Navidad es netamente pagana, dedicada al Rey Nimrod bajo distintos nombres y celebrada por varios pueblos antiguos; no tiene nada que ver con el nacimiento de Jesús tal como lo hicieron creer por mucho tiempo los jerarcas de la Iglesia Católica que tenian otro tipo de objetivos. Hasta un próximo post.


BUSCA TU VERDAD

Esperamos tus comentarios y sugerencias, hasta el próximo post.

1 comentario:

Gracias por tu comentario. (Nota: Se eliminaran comentarios que contengan lenguaje obsceno, insultos o sean Spam)